• Reformulará su modelo de impacto, gestión y organización para renovar su compromiso con Gipuzkoa y contribuir a una sociedad más justa, creativa y sostenible desde el pensamiento crítico y el compromiso colectivo.

  • Promoverá en Tabakalera un nuevo espacio de Kutxa Fundazioa, un espacio de conocimiento interdisciplinar desde el que estructurará su nueva oferta cultural, científica y educacional para conectar mejor con las necesidades de la sociedad guipuzcoana.

  • Kutxa Fundazioa destina anualmente un total de 20 M€ a iniciativas y proyectos dirigidos al conjunto de la sociedad guipuzcoana.

Kutxa Fundazioa ha decidido acometer en los próximos años un profundo proceso de transformación como entidad que cambiará su forma de acercarse a la sociedad y relacionarse con ella para seguir impulsando el progreso de Gipuzkoa de forma más eficaz y adaptada a la realidad de los nuevos tiempos.

Se trata de una redefinición de la manera en que la actividad de Kutxa Fundazioa impacta en la sociedad y, en definitiva, de impulsar una nueva manera de ser, estar y hacer como entidad referente en Gipuzkoa.

Este proceso de transformación se enmarca en el nuevo Plan Estratégico 2030 de Kutxa Fundazioa y, en este sentido, conllevará cambios estructurales que, entre otros muchos aspectos, se concretarán en una reformulación y un refuerzo de su presencia en el Centro Internacional de Cultura Contemporánea, Tabakalera, en el espacio de Kutxa Fundazioa que será concebido para promover el conocimiento interdisciplinar que contribuya a la transformación social desde el arte, la cultura la ciencia, la tecnología de la mano del amplio ecosistema de conocimiento e innovación del territorio.

En este sentido, Kutxa Fundazioa reforzará su apuesta por la educación y el apoyo al talento, la divulgación científica, la promoción de la innovación social y la sostenibilidad, entre otras líneas de actuación, en un espacio vanguardista con un enfoque interdisciplinar.
Este ambicioso reto, que se proyectará a toda Gipuzkoa a través de una programación adicional y un potente despliegue digital, pasa por una reestructuración de la aportación de Kutxa Fundazioa, distribuida en varias instalaciones o equipamientos como Arotz Enea, Eureka! Zientzia Museoa, o Ekogunea.

El actual equipamiento de Eureka! Zientzia Museoa será clausurado en 2023 y sus actividades divulgativas y educativas serán renovadas y reformuladas en un formato modernizado, digitalizado y contemporáneo en el espacio de Kutxa Fundazioa en Tabakalera.

Kutxa Fundazioa reforzará su compromiso con la sostenibilidad como eje estratégico y transversal de sus actuaciones, desarrollando, de la mano de la comunidad educativa, nuevos modelos educativos como Baso Eskola-Naturan Hezi e impulsando proyectos experimentales en respuesta a los principales desafíos ecológicos. Paralelamente, en estos momentos Kutxa Fundazioa está en conversaciones con otros agentes para la realización de un proyecto de sostenibilidad en las instalaciones de Ekogunea.

Y la casa de colonias Arotz Enea en Navarra, que permanece cerrada desde el inicio de la COVID-19, también será clausurada, mientras que las iniciativas y programas vinculados a Kubo Kutxa, que se desarrollan en el Kursaal, mantendrán intacta su esencia y filosofía.

Enfoque renovado

Con un presupuesto anual de 20 M€ que se va a mantener en los próximos años, esta ambiciosa apuesta se complementará con una nueva manera de enfocar los programas y proyectos que ya realizaba en colaboración con agentes clave de Gipuzkoa a través del impulso de proyectos en alianza que promueven la sostenibilidad y la cohesión social, el fortalecimiento de las entidades del tercer sector, las ayudas a la acción social, el apoyo a la I+D+i en el sector de las biociencias y la oncología, entre otras.

“Como parte de este enfoque renovado, Kutxa Fundazioa pretende interpelar a la sociedad guipuzcoana ofreciéndole oportunidades para que se implique en dar respuestas más integrales, interdisciplinares y transformadores a los retos que marcan nuestro presente y futuro”, afirma su director Ander Aizpurua.

Aizpurua subraya que “Kutxa Fundazioa cuenta con las personas, la experiencia y los conocimientos que la sociedad necesita de cara al futuro, y sobre esta base hemos decidido construir nuestro nuevo compromiso con Gipuzkoa. A partir de los valores sobre los que se sostiene nuestra entidad, hemos decidido promover una nueva forma de ser, de estar y de hacer”.

Proceso de reflexión participativo

Una transformación de este calado es fruto de un proceso de reflexión realizado por Kutxa Fundazioa y de los profundos cambios sociales que han acelerado la crisis económica, la digitalización, la emergencia climática y la pandemia sanitaria del Covid-19.

La entidad ha entendido que la sociedad y el entorno han cambiado y que los nuevos tiempos requieren de nuevas respuestas por parte de quien aspira a ser un referente en el progreso de Gipuzkoa y redefinir su papel como agente de transformación. Nuevas formas de hacer, de colaborar, de conectar con la sociedad y de impulsar su desarrollo.

Desde esta premisa, y con la Agenda 2030 sobre Desarrollo Sostenible impulsada por la ONU como guía, Kutxa Fundazioa ha definido una nueva forma de impactar o llegar a la sociedad en torno a 4 grandes objetivos:

  • Empoderar a la sociedad a través de la cultura y las ciencias para impulsar el pensamiento crítico.
  • Fomentar las vocaciones STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemáticas) y el desarrollo del talento en niños, niñas y jóvenes.
  • Promover que personas y agentes del territorio activen su compromiso social y ambiental y desarrollen proyectos transformadores para impulsar la Agenda 2030.
  • Apoyar a empresas y emprendedores/as para que Gipuzkoa avance en un desarrollo económico sostenible orientado al progreso social;

Además, Kutxa Fundazioa va a desplegar y reforzar su actividad en cinco prioridades transversales como son la sostenibilidad; el euskera y el patrimonio cultural; la diversidad, la igualdad y el feminismo; la gobernanza abierta y colaborativa; y el pensamiento crítico.

El espacio de Kutxa Fundazioa en Tabakalera

Kutxa Fundazioa se plantea ofrecer a la sociedad experiencias de aprendizaje e implicación social desde un enfoque interdisciplinar e híbrido entre lo presencial y lo digital, así como promover la colaboración con otros agentes, creando proyectos de valor compartido, con un enfoque más transformador.
En este sentido, va a reforzar su presencia en Tabakalera reformulando y adaptando los 5.600 metros cuadrados de que dispone para consolidar un nuevo espacio de Kutxa Fundazioa en el que va a promover de forma activa, y desde una visión interdisciplinar, su compromiso por la promoción de la cultura científica, humanística y artística, tal y como lo están haciendo los centros y museos de vanguardia a nivel internacional. Al mismo tiempo, ampliará el alcance de los programas para que lleguen a más públicos de todo el territorio guipuzcoano, a través de formatos y canales diversos.

Este nuevo espacio prevé involucrar y apoyar a los diversos agentes y profesionales de la creación artística, la generación del conocimiento o la innovación y facilitar puentes entre éstos y la ciudadanía, de forma que juntos puedan abordar los principales retos de Gipuzkoa priorizando aquellos vinculados a la sostenibilidad y la cohesión social.

De esta manera, la transformación de la entidad trasciende los espacios físicos en los que está presente hoy día. “Se trata de un cambio interno profundo que afectará a la gestión y organización, fomentando una cultura compartida orientada a la excelencia y basada en la innovación y la ética organizacional. Queremos avanzar hacia un nuevo modelo organizativo que minimice las dinámicas vinculadas o asociadas a los espacios y equipamientos, favorezca una mayor interdisciplinariedad y capacidad de innovación, permita una mayor agilidad y una toma de decisiones más clara y eficaz”, afirma Aizpurua.

Así, también se promoverá un nuevo modelo económico-financiero que facilite la sostenibilidad de las actuaciones de la fundación, concentrando actuaciones e integrando recursos de manera coherente con su modelo de impacto.

“Kutxa Fundazioa ha decidido que es el momento de transformar la organización para reforzar su papel como agente de transformación de Gipuzkoa; para promover y apoyar respuestas que contribuyan a una Gipuzkoa más culta, creativa, justa y sostenible desde el pensamiento crítico y el compromiso colectivo”, concluye Ander Aizpurua.


Información completa en la nota de prensa AQUÍ

Sede Kutxa Fundazioa